Opinión

El pasado 18 de noviembre de 2020 tenía acto un momento muy esperado por mí, dado que ese día presentaba en la Orden del Cachorro Canario a las 20 horas mi primera obra; “La luz nace de la oscuridad”

 

24.11.2020 | Redacción | Opinión

Por: Patricia Pérez Rivero

Margua

El pasado 18 de noviembre de 2020 tenía acto un momento muy esperado por mí, dado que ese día presentaba en la Orden del Cachorro Canario a las 20 horas mi primera obra; “La luz nace de la oscuridad”

Un libro que existe gracias a la editorial CanariasEbook que desde un inicio me apoyaron y aconsejaron para que fuera el libro que yo tenía en mi mente, el libro soñado. Pero no solo la editorial hizo posible este momento imborrable, los grandes protagonistas de esto son los mecenas que adquirieron el libro a través del mecenazgo. Aportando cada uno de ellos, logramos llegar al objetivo de la campaña que era 1380 €. Una cantidad que me parecía imposible de alcanzar pero que en 15 días se logró el objetivo y se superó, a esto le siguió la maquinaria y manos a la obra para que cada mecenas tuviera su recompensa, un libro que muestra la realidad de una nueva literatura accesible.

Más personas se sumaron a esta obra, la Orden del Cachorro Canario lugar que me cedieron para poder presentar la obra con las medidas sanitarias muy presentes para disfrutar del acto. Tebu Guerra hizo un hueco, en ÍTACAS para que ese día fuera la luz de nuestra obra, porque no he logrado un sueño sola, sino con grandes personas a mi lado. Mi querido amigo Esteban Rodríguez acepto formar parte de la mesa de presentación y como solo él sabe, con sus palabras hacia mí lleno la sala de muchas emociones y sentimientos El Edil Prisco Navarro, del Distrito Vegueta, Cono Sur y Tafira, también Concejal del Área de Participación Ciudadana, ayudó a buscar un lugar para la presentación porque la pandemia provocó que dos veces consecutivas se tuviera que suspender el evento.

Si leemos bien, muchas personas han formado parte de la obra, desde los citados anteriormente hasta personas que me inspiraron para crear historias dejando volar mi imaginación y sentimientos. Por eso aunque la idea fuera mía o escrito por mí, tiene vida y es real gracias a todos ustedes.

El libro está basado en cuatro relatos cortos (algunos de ellos, son hechos reales) para recuperar los valores humanos a través de historias que están unidas por unos mismos conceptos como: inclusión, discapacidad, valores humanos, dependencia, exclusión social y amor. Relatos plasmados de realidades duras pero necesarias para visibilizar la importancia de la igualdad de oportunidad y derechos para todos y todas.

Lo peculiar del libro o tal vez lo que más me llevó tiempo para que fuera adecuado y cubriera mis expectativas como autora fue su formato. No quería un libro más, buscaba un libro pensado para que cada persona lo leyera sin ningún tipo de dificultad y saboreara el libro de una manera muy especial. Lo dije ese día en la presentación y lo redactó ahora, la literatura debe avanzar en materia de accesibilidad universal, porque no solo importa que el contenido sea bueno y enriquezca al lector, sino que también se tenga presente cómo lo leerá el lector, en qué momento, todo esto dio vueltas a mi cabeza y se creó esto:

El libro en horizontal para la movilidad reducida, así a la hora de pasar las páginas es más sencillo y se fomenta la independencia de leer por sí mismos.

Letra más grande para las personas con baja visión, para los pequeños y pequeñas que se inician en la lectura y que puedan identificar de una manera simple cada letra.

Código QR donde están narrados los relatos para las personas con discapacidad visual y para que sigamos con nuestras tareas mientras escuchamos la voz de la autora.

Unas buenas historias, intensas y cargadas de emociones para aprender y enamorarse de cada una de ellas, sumado un formato que contempla estás características hace posible la fusión de la accesibilidad universal más la literatura. Queda demostrado que con trabajo, esfuerzo, constancia y personas que buscan lo mejor para todos y todas, es posible tener en nuestras manos un libro accesible. Soy la primera que sabe que se puede mejorar más aún el formato, todo avanza y este no será el único libro que contemple este formato, quedan unos cuantos para seguir este nuevo sendero que he decidido embarcarme.

Y para acabar, ¡INFINITAS GRACIAS! a todos, todas las personas que hicieron real un sueño que llevaba en mí, mucho tiempo. No hay manera de agradecer tanto que han ofrecido pero sí puedo decir, que en cada libro que yo publique pensaré en todos ustedes para que lo puedan leer de la mejor manera posible. ¡GRACIAS!


 

 

 

Imagen: Presentación libro de Patricia Pérez Rivero | CEDIDA