Opinión

El pasado 19 de septiembre de 2021 nos cambió la vida

11.06.2022 | Redacción | Opinión

Por: Mariano H. Zapata

El pasado 19 de septiembre de 2021 nos cambió la vida. A quienes residimos en el Valle de Aridane especialmente, pero también a todas las personas de La Palma que, durante meses, no pudimos hacer nada más que reaccionar ante las consecuencias que provocaba la erupción.

La emergencia continúa y somos conscientes de que aún nos queda mucho trabajo por hacer, muchas cosas en las que seguir incidiendo y mejorando para dar respuesta a las necesidades inmediatas, pero también para diseñar un futuro mucho mejor del que teníamos para La Palma antes del volcán.

Queremos convertir esta catástrofe natural en una oportunidad para lograr una isla mejor, y en esa línea nos encontramos inmersos desde todas las áreas del Cabildo de La Palma, a través del Plan Recuperar La Palma, y también de la mano de otras administraciones implicadas en este proceso tan necesario e importante para todos.

En este sentido, el Plan Recuperar La Palma cuenta con tres ejes principales, que son en los que se fundamentan todas las acciones que estamos y seguiremos desarrollando: las personas, las infraestructuras y la reactivación económica y social.

Unos días después del fin de la erupción comenzamos a trabajar en el cruce de La Laguna, que ya está abierto al tráfico, y en esta línea hemos seguido avanzando en otras actuaciones de emergencia que son claves para ese proceso de recuperación en el que necesitamos de todos los sectores de nuestra isla.

Recientemente pudimos abrir al tráfico la pista que une las dos vertientes de la colada, al norte y el sur del Valle de Aridane, la vía entre La Laguna y Las Norias. Dijimos que desde el primer minuto en el que pudieran transitar vehículos la abriríamos, y eso hemos hecho con mucho esfuerzo y también gracias al trabajo de las empresas palmeras que han trabajado a destajo para hacerlo posible. A día de hoy ya pueden circular vehículos de cuatro ruedas y en unas franjas horarias que nos permiten compatibilizar seguir avanzando en las obras de la pista con permitir el paso de los coches y confío en que pronto podamos habilitar los dos carriles y que todo sea más fácil para quienes necesitan esa conexión.

Somos conscientes de que las condiciones son complicadas y de que la gente lleva mucho tiempo esperando, más del que a todos nos gustaría, pero no duden en que estamos trabajando con la mayor agilidad posible para responder a las distintas demandas de las personas afectadas y continuaremos defendiendo sus intereses.

Esta semana también pudimos anunciar la obra de emergencia que se realizará en materia hidráulica para devolver el agua de riego a la zona de la costa del Valle de Aridane, algo que nos permitirá dejar de depender de las desaladoras que el Gobierno de Canarias habilitó en su día para dar respuesta a la necesidad existente debido a la afección del volcán a la red de riego.

Se trata de una actuación de emergencia pero que será permanente, que discurrirá sobre la fajana y que es esencial para mantener uno de nuestros principales motores de dinamización socioeconómico y también uno de los más afectados por el volcán, como es el primario.

Recientemente se ha aprobado la creación del Comisionado para la Reconstrucción de La Palma, un órgano que confiamos que nos permita seguir avanzando de mano con los gobiernos de España y Canarias para poner soluciones sobre la mesa, en el marco de las distintas competencias de las administraciones, y seguir trabajando de la mano en la recuperación.

Nos queda mucho camino por recorrer para seguir avanzando y diseñando el futuro de nuestra isla, uno en el que tengamos oportunidades aquí para residir y trabajar, y en ese proyecto seguimos trabajando siempre sin perder de vista el presente complejo que enfrentamos y en el que también estamos actuando para poner soluciones.

Imagen: Mariano H. Zapata, presidente del Cabildo de La Palma | CEDIDA