Opinión

Cada vez somos más conscientes del papel determinante que juega la salud mental en el bienestar de las personas y del conjunto de la sociedad

10.10.2022 | Redacción | Opinión

Por: Kilian Sánchez Sanjuán

Secretario de Sanidad del PSOE Canarias y Director del Área de Salud de La Palma

Cada vez somos más conscientes del papel determinante que juega la salud mental en el bienestar de las personas y del conjunto de la sociedad. No hay salud sin salud mental. Así de rotundo es el mensaje que debe quedar claro en la conmemoración del Día Mundial de la Salud Mental, que en esta edición fija su mirada en la infancia, adolescencia y juventud.

Es fundamental que redoblemos los esfuerzos desde la sanidad pública para atender a esta parte de la población, que se ha visto tradicionalmente más olvidada en este tipo de atención y que, durante la pandemia del covid-19, se ha evidenciado tanto deficiencias en el sistema como el florecimiento de problemas relacionados con la salud mental.

Debemos mirar cara a cara a la realidad para transformarla. Una realidad compleja que requiere medidas de acción contundentes para hacer frente a datos tan escalofriantes como el hecho de que la Organización Mundial de la Salud señale que una de cada siete personas jóvenes de 10 a 19 años padece algún trastorno mental, o que la pandemia haya provocado un aumento de hasta el 47% en estos trastornos entre menores.

Aunque aún quedan muchos retos por delante, no hemos estado quietos ante esta situación y los Gobiernos de España y Canarias trabajan para dar respuesta a estas necesidades como nunca antes se había hecho. En este sentido, cabe destacar que la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias recibirá del Ministerio de Sanidad, dentro del Plan de Acción de Salud Mental 2022-2024, 1.188.000 euros para potenciar acciones específicas en el ámbito de la salud mental.

Esto permitirá fortalecer la atención de la Salud Mental Infanto-Juvenil y el programa de atención a niños y niñas en alta situación de vulnerabilidad. Se creará una unidad de hospitalización breve infanto-juvenil en Tenerife. También se pondrá en marcha un Equipo de Tratamiento Asertivo Comunitario. Además, se creará la Unidad de Salud Mental Comunitaria Infanto-Juvenil específica de Las Palmas de Gran Canaria, así como el desarrollo de la Red de Atención Temprana de Canarias, con las segundas unidades de Tenerife y Gran Canaria y las primeras en Lanzarote, La Gomera y El Hierro, que se suman a las ya existentes en las islas de La Palma y Fuerteventura.

En este sentido, no podemos olvidar el Programa de Prevención de la Conducta Suicida en Canarias, que constituye el marco estratégico y la herramienta indispensable en el desarrollo de las acciones preventivas en este ámbito en las Islas, con el objetivo de minimizar el riesgo suicida en las Islas.

Al igual que el impacto que ha sufrido la población de la isla de La Palma debido a la catástrofe natural sin precedentes ocasionada por la erupción volcánica, que además de los graves daños materiales que ha provocado, ha afectado a la salud mental de las personas afectadas. Por esta razón, hemos redoblado los esfuerzos con medidas como la puesta en marcha del Programa de evaluación y atención psicológica para personas afectadas por la erupción volcánica, que aborda tanto la coordinación entre las distintas administraciones que prestan atención psicológica a personas afectadas, y dar atención directa a los pacientes en una consulta específica que se desarrolla en el CAE de Los Llanos de Aridane y en los centros de salud de El Paso y de Tazacorte. 

 

Imagen: Kilian Sánchez Sanjuán, Secretario de Sanidad del PSOE Canarias y Director del Área de Salud de La Palma