Cultura

El autor, Juan Fajardo, ha manifestado que espera regresar después de esta etapa del coronavirus, en el año 2022, “con un diseño que desborde alegría”

 

 

05.06.2021 | Tacoronte

Con tan solo una cuarta parte de la superficie que de menara habitual llega a ocupar el tapiz central del Corpus tacorontero, el diseño que ha elaborado para este año Juan Fajardo, quien lleva más de tres décadas realizando esta obra, no ha perdido ni calidad, ni capacidad de mensaje. 

Elaborada en tierras de colores, y con un reducido equipo de artistas, se ha ido dando forma a lo largo de esta semana forma al boceto de Fajardo, con una imagen central que representa a La Dolorosa, que aglutina la pérdida de tantas vidas humanas y un fondo que representa su manto en el que de manera simbólica se quiere recordar a todas y cada las personas que han perdido la vida por la pandemia, que el autor ha querido que estén presentes de alguna manera en las estrellas que conforman la obra sobre un fondo azul. 

El equipo que confecciona el tapiz central recibía la visita del alcalde de Tacoronte, José Daniel Díaz (Nueva Canarias), y de la concejala de Cultura y Fiestas, Carmen Dorta, quienes una vez más quisieron felicitarle por su trabajo y compromiso por dos ediciones del Corpus que, reconocieron, han sido muy complejas, pero que, “pese a ello, el Ayuntamiento ha querido apostar por su continuidad, por tratarse de una de las fiestas principales de nuestro municipio y parte de nuestra identidad”, señaló Díaz. 

Juan Fajardo ha manifestado que en los 15x15 metros en los que está completando su obra, “se representa la tristeza por la pérdida de las vidas humanas, que recordaremos en dos años especiales de la historia”, un motivo que, señaló, “está muy lejos de lo que a mí me gusta representar, que es la alegría o motivos de nuestro campo”. 

Sin embargo, para estos tiempos de pandemia, el artista decidió “recuperar una imagen que tenía de La Dolorosa que siempre me había gustado y pensé que este año podía encajar”.  

Fajardo recuerda que, a pesar de contar con un espacio mucho menor al habitual, “la forma de trabajar y su estilo este año han sido los mismos”, y explicó que, aunque el año que viene aún queda lejos, “primero terminaré esta obra, para empezar a pensar en 2022, año en el que me gustaría volver con mucha alegría y con algo nuevo, y con la pandemia pasada ya”. 

En la presente edición, a pesar de solo elaborar su obra en una cuarta parte del espacio al que estaba acostumbrado, Fajardo reconoció que “esas dimensiones implican también una mayor dificultad porque implica incorporar más detalles y miniaturas”. 

Aunque este año miles de tacoronteros tampoco han podido participar en la tradicional elaboración de las alfombras, bien a título familiar como de colectivos del municipio, El diseñador y autor del tapiz de la Plaza del Cristo señaló que “los alfombristas que pasan por aquí han mostrado su respaldo a mi obra y su deseo de volver de nuevo para conmemorar el Corpus”. 

José Daniel Díaz indicó que “aún seguimos inmersos en tiempos difíciles, aunque se apunta a la esperanza, pero nos han tocado dos Corpus muy complicados, puesto que la pandemia ha cambiado nuestras vidas y, de manera muy directa a las víctimas que se simbolizan en esas estrellas del diseño de Fajardo”. 

El alcalde señaló que, al igual que el año pasado, “aspiramos de forma humilde, pero digna, a mantener una tradición que en Tacoronte es muy importante, ya que somos uno de los municipios de Canarias donde con mayor colorido se celebra esta fiesta”. Añadió que “este año nos gustaría tener esa imagen nítida de la recuperación, con la calle Teobaldo Power o el entorno de Santa Catalina llego de gente haciendo las alfombras, con amigos y familiares, pero, desafortunadamente, solo podemos aspirar a realizar el tapiz central. Sin embargo, con ese tapiz, se nos representa a todos y en el que intentamos que esté el corazón de todos aquellos que este domingo hubieran estado trabajando en sus alfombras”. 

Carmen Dorta, responsable del área de Cultura y Fiestas, dijo que, a pesar de las dificultades, “a partir de ahora las expectativas son para vivir mejor el Corpus. Estos han sido dos años que nos han condicionado para afrontar lo que viene a partir de ahora. A los alfombristas les hemos invitado este año también para que no pierdan la tradición y les hemos planteado que hagan alfombras en sus casas”. 

Dorta destacó que, “con ese espíritu de no dejar que las tradiciones se pierdan, hay que mantenerlas vivas de cualquier manera, adaptándonos a las circunstancias y reinventándonos. Por ello, hemos preparado un programa, aunque en su mayor parte no serán actos presenciales o con medidas especiales, podamos tener presente a la Romería de San Isidro en muestras fotográficas o con actos culturales que hemos organizado”. 

La alfombra central estará terminada el próximo domingo, día 5 de junio, y se podrá visitar durante su elaboración y varios días después de su conclusión. Este año, por las condiciones especiales que están marcando todos los actos públicos, también habrá un cambio en la función religiosa del domingo, que, a diferencia de otros años, que se llevaba a cabo en la tarde, en eta ocasión será en la mañana de este domingo de Corpus. 

Imagen: Ttapiz central del Corpus tacorontero, obra de Juan Fajardo | CEDIDA