Actualidad

Tras la aprobación provisional por el pleno de la modificación de la ordenanza, ahora se someterá a un periodo de exposición de un mes, para su aprobación definitiva y entrada en vigor el día 1 de enero de 2022

 

13.09.2021 | Tacoronte

El pleno del mes de septiembre en la Corporación de Tacoronte, celebrado el pasado día 9, ha respaldado la propuesta de modificación provisional de la Ordenanza Fiscal del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), a tenor de los contenidos del artículo 73 de la Ley de Haciendas Locales, que establece determinadas modificaciones que, en este caso se trasladan a los artículos 17 y 18 de la ordenanza local, con las que “hemos planteado dos modificaciones relevantes” que, según anunció el alcalde, José Daniel Díaz Armas, “van a representar un alivio en el recibo anual que pagan los vecinos por el IBI y para aquellas familias que asumen la instalación de placas solares”. 

La mayoría de grupos políticos acordaron dar su respaldo a dicha modificación y, según explicó Días Armas, “una de ellas vinculada con llegar al máximo de bonificación planteado para inmuebles que hagan una inversión fotovoltaica, de hasta del 50%, y del 25% para aquellas construcciones de tipo agrario, comercial o industrial”. 

La aplicación de esta bonificación se llevará a cabo por un espacio de 5 años, periodo en el que la legislación actual y la ordenanza estiman que los beneficiarios ya habrán amortizado su inversión en estas instalaciones de eficiencia energética, con unas ayudas municipales que, según aclaró el alcalde, “son compatibles con aquellas directas que también otorgan el Estado y la Comunidad Autónoma, lo que facilitaría que muchas de estas instalaciones saldrán a coste cero para sus impulsores”.  

José Daniel Díaz recordó que el periodo de amortización y duración de las placas fotovoltáicas está establecido en 50 años, en lo que respecta a la capacidad de almacenamiento de sus baterías, y que en dicho periodo estarían al 50% de su capacidad. 

Además, anunció que otras de las modificaciones incorporadas, y planteadas en el pasado mandato por el Grupo del PP, relacionadas con este impuesto municipal, es el caso de las familias numerosas que, conforme a la legislación, pueden acceder a ellas si se cumplen determinados ratios de renta, aplicando modificaciones al artículo 18 de la ordenanza, y que “contempla varios porcentajes que van desde la categoría general, que se establece en el 50% del IBI, a la espacial, que abarca desde el 50 al 90%, dependiendo de los ingresos, basados en la referencia del Ingreso Mínimo Vital (IMV)”. 

De esta manera, para los ciudadanos con ingresos inferiores a dicho parámetro en un 150%, y un valor catastral de 55.000 euros, tendrían una bonificación del 50 por ciento, mientras que se aplicará un recorte del 30 por ciento para los supuestos que superen el 150 por ciento del IMV y más de 55.000 euros. 

No obstante, según se recoge en la modificación de la ordenanza, la cantidad bonificada en la cuota no podrá superar la cifra de 300 euros. Todos los ciudadanos y comunidades que aspiren a estas bonificaciones, deben aportar una serie de documentos acreditativos que, por una parte, determinen la situación familiar y de la renta, mientras que, por otra, en lo relativo a las instalaciones fotovoltáicas, se deben adjuntar certificados y solicitudes de licencia para su instalación, características técnicas o ratios de consumo, conforme a lo que establece la legislación para favorecer el acceso a este tipo de incentivos. 

Tras la aprobación provisional por el pleno de la ordenanza, el texto deberá ser sometido a un periodo de exposición pública para información de la ciudadanía, con el objeto de que, tras un espacio de 30 días en el tablón de anuncios municipal, se puedan presentar sugerencias o reclamaciones que, de no llevarse a cabo, darían por aprobado definitivamente el texto y con la preceptiva aplicación de su entrada en vigor a partir del día 1 de enero de 2022. 

El alcalde manifestó que con esta modificación, que “tienen un cariz eminentemente social”, se ha pretendido “tener, por un lado, una especial sensibilidad con las familias numerosas, aplicando una bonificación, en función de sus ingresos, que pueden abarcar desde el 50 al 90% con relación a su vivienda habitual” y, en el caso de la instalación de placas fotovoltáicas, “tiene el sentido de impulsar los objetivos de desarrollo sostenible planteados por la ONU, ya que de manera indirecta queremos generar una bonificación a todas aquellas personas que planteen una inversión para la generación de energías sostenibles”.

En este sentido, José Daniel Díaz añadió que con esta modificación, junto a las aportaciones que mantienen los gobiernos central y canario, “con lo que, con estos parámetros, una inversión en Tacoronte saldría a coste cero”.

Imagen de archivo: Ayuntamiento de Tacoronte