Actualidad

La presidenta de la entidad, Isabel Aguilar, ha recordado que el enfermo de salud mental, a diferencia de otros,

 

03.07.2021 | Redacción | Tenerife

La Fundación Juana Reyes, que trabaja en el ámbito de la slaud mental, ha solicitado una "respuesta sólida" de las instituciones canarias y estatales para quitar el estigma que sufren las personas con este tipo de problemas.

En un comunicado, la presidenta de la entidad, Isabel Aguilar, ha recordado que el enfermo de salud mental, a diferencia de otros, "no sólo tiene que combatir por superar su enfermedad, tiene además que luchar contra el estigma".

"En estos momentos --continuó-- no hay lugar a dudas que la COVID-19 ha tenido consecuencias en la salud mental de los ciudadanos porque ha identificado los grupos más vulnerables denro de la dicotomía salud-economía. Los datos aseguran que todavía la demanda seguirá creciendo".

De igual modo, ha hecho especial hincapié en que la sociedad ha podido observar cómo las bases del sietema llevan tiempo "infradotadas", por lo que ha incidido en la importancia en la elaboración y tomma de medidas.
Ante esta situación, Aguilar ha comentado que surge la necesidad de tomar como bueno el gesto del consejero de Sanidad, Blas Trujillo, comprometiéndose a la mejora de nuevas estrategias para Canarias, en Comisión de Sanidad. "Ahora bien, todos somos conscientes que la ciudadanía necesita que esos gestos se conviertan en hechos y espera una respuesta", matizó.

"Es necesario --prosiguió-- que cualquier iniciativa trabaje el estigma, habrá que hacer una importante labor pedagógica. No podemos olvidar que reduciendo  el estigma podríamos recuperar un individuo más fortalecido para la sociedad".

Aguilar apuntó aquí que se hace imprescindible la identificación y el trabajo permanente con los grupos vulnerables que ha señalado la COVID-19. la atención integral del paciente, impulsar los equipos multidisciplinares y coordinar bien los recursos en sus diferentes áreas, con especial al cuidado infanto-juvenil.

"Sería conveniente trabajar con los grupos afectados: mujeres, menores afectados por largo confinamiento, personas con rentas anuales bajas, parados y otros a los que la COVID les ha hecho impacto en la salud mkental, de manera especial", aseveró.

La presidenta expuso que "más que nunca" hay que apelar ahora a las instituciones para que de ellas emanen iniciativas sólidad que se conviertan en hechos para la salud mental. "La ciudadanía espera hechos y respuestas sólidas, ya que tiene opinión", concluyó.

Imagen de archivo: Isabel Aguilar, presidenta de la Fundación Juana Reyes