Política

Los nacionalistas advierten de las consecuencias de un “colapso” y exigen al Gobierno canario medidas concretas más allá de los cambios de nivel

 

11.01.2022 | Canarias

Coalición Canaria-PNC abogó este martes por crear un “frente de trabajo” para atajar el impacto de la sexta ola en el sistema sanitario público, así como, en la sociedad. Los nacionalistas reivindican al PSOE que “siente a los colegios profesionales, agentes sociales y económicos y a las fuerzas políticas con representación en el Parlamento en una mesa de trabajo para trazar un plan de actuación que responda a las consecuencias de esta sexta ola en todos los ámbitos”.

Los nacionalistas avisan que después de 20 meses de pandemia y de cinco olas “las islas se encuentran en un momento de especial vulnerabilidad con más de 60 muertos desde inicio del año y picos diarios por encima de 5.000 contagios”. Por este motivo, insisten “la lucha contra la Covid es tarea de todos y el Gobierno de Ángel Víctor Torres debe aunar esfuerzos y, sobre todo, escuchar”.

En este sentido, recuerdan que desde que se inició la pandemia los nacionalistas canarios han trasladado más de 500 medidas para hacer frente a las consecuencias de la crisis pandémica y señalan que “no se justifica que tras 20 meses el Gobierno improvise medidas que hasta el momento no están surtiendo efecto y que ha cargado en profesionales como los sanitarios públicos de esta tierra todo el peso de la pandemia cuando había y hay alternativas”.

Los nacionalistas canarios señalan que “no es el momento de buscar culpables, pero sí urgen soluciones para evitar un colapso aún mayor del sistema sanitario público”. En este contexto, reconocen que es fundamental establecer “prioridades” y la primera es la de “aliviar la presión del personal sanitario de los centros hospitalarios y de atención primaria en las islas, así como, la de buscar una alternativa para reforzar la tarea de los rastreadores y la gestión de las bajas laborales”.

Los nacionalistas se muestran preocupados por la atención y control de una crisis sanitaria que “está fuera de control” y que, en ningún caso, se solventa única y exclusivamente con “la subida o adaptación de los niveles de alerta”, por eso insisten en que el Gobierno canario “cree una mesa de trabajo y escuche”.

Desde Coalición Canaria-PNC avisan que “el peso de esta sexta ola no puede recaer única y exclusivamente en el personal sanitario, ni nuevamente en el tejido económico y mucho menos en los canarios y canarias” y reprochan “la falta de criterio y el exceso de improvisación de un Gobierno que impone alertas que luego suaviza; que toma medidas para luego contradecirse a sí mismo como ocurriera antes de las Navidades, dando un mensaje equivocado a la ciudadanía y restando importancia a lo que está sucediendo y al impacto que está teniendo en los centros hospitalarios y de atención primaria”.

Los nacionalistas canarios denuncian que es “injustificable”, a pesar de la capacidad de expansión y contagio de la cepa ómicron, el nivel de improvisación y la falta de medidas claras de un Gobierno canario que “está paralizado y que está demostrando su incapacidad para gestionar este nuevo repunte de una crisis sanitaria que tiene más de 20 meses y que en estos momentos tiene los recursos sanitarios públicos al borde del colapso, con muchas especialidades y cirugías completamente paradas, con la atención primaria colapsada; con la gran mayoría de los ciudadanos que tienen que costearse los test de antígenos y PCR por las dificultades para poder acceder a una prueba diagnóstica a través de la Sanidad pública y a lo que hay que sumar el grave impacto que tendrá nuevamente en la economía si no se toman medidas serias y urgentes”.

Imagen de archivo: Coalición Canaria-PNC