Al Golpito

Dos mil millones más que concede la Unión Europea para ayudar a Ucrania en la compra de armas

17.12.2022 | Redacción | Opinión

Por: Rafael J. Lutzardo Hernández

Dos mil millones más que concede la Unión Europea para ayudar a Ucrania en la compra de armas. Se me hace difícil digerir estos titulares en los informativos de la prensa nacional. Una prensa mediática sensacionalista y propagandística que nada le importa venderse al mejor postor. La guerra entre rusos y ucranianos parece una especie de competición liguera basada en un conflicto bélico, donde cada día, hora y momento, los medios de comunicación a nivel nacional e internacional, lo valoran y lo puntúan como si de una competición de fútbol se tratase. Asco e impotencia me dan esos medios de comunicación que solo les interesas buscar y surtirse de las noticias más desgarradora, con el objetivo de vender el mayor número posible de sus respectivos periódicos. Tanto a nivel de papel como digitales.

Lo cierto es, que la Unión Europea es cómplice del genocidio que está ocurriendo en Ucrania; alimentando aún más una guerra que parece que a muchos no les interesa que termine. Del mismo modo, EE UU, ese país que se jacta en presumir que goza de una democracia pura y transparente, donde los derechos y libertades son iguales para todas las personas, es el líder de causar conflictos y guerras en el mundo. Un país, donde cualquier persona puede comprar un arma de fuego. Por si fuera poco, Europa, esa que se hace llamar Alianza europea, se contagia de la ambición mezquina del país yanqui que solo busca sus propios intereses comerciales como son las ventas de armamentos bélicos.

Así esta el mundo, pero no es por las propias leyes de la naturaleza. Es también, por la mayoría de las ocasiones de los sistemas gubernamentales. Líderes políticos sujetos a las enfermedades mentales de sus respectivos partidos y de aquellos sistemas dictatoriales que dominan una gran parte del mundo con dictaduras férreas y criminales. Hablamos de pobrezas y de países tercer mundistas, pero no decimos quien o quienes los provocan. Por si fuera poco, el mundo de la comunicación se suma al baile de las noticias más desagradables y penosas; contagiados por vivir de las desgracias humanas, con el propósito de aumentar sus ventas en el mercado público de cualquier ciudad del mundo. Del mismo modo, el mundo de los emiratos árabes, junto con la República de Irán y sus vecinos, sigue haciendo de las suyas, donde las leyes de esos países se surten de penas de muertes por manifestarse o exigir democracia, libertades y derechos. África no es menos, rica en diamantes y materias primas, pero controlados por los presidentes de las dictaduras más puras y duras. En fin, observo que el mundo en un verdadero laberinto de hipocresía, mentiras, falsedades, dictaduras, guerras, riquezas y pobrezas; asociadas todas ellas a los cinco continentes. Es decir, África, América, Asía, Europa y Oceanía. En definitiva, de alguna manera somos supervivientes de los poderes fácticos.

Imagen de archivo: Rafael J. Lutzardo Hernández

Rafael J. Lutzardo Hernández

Rafael J. Lutzardo Hernández

Periodista y escritor. Actualmente colabora como columnista y realiza reportaje de sociedad en El Diario de Avisos.

Autor de numerosos prólogos de libros y programas de fiestas populares de nuestra tierra. Autor del libro "Vamos de Guachinches y otras casas de comidas"

Sígueme:

Tagoror Digital no se hace responsable de las opiniones de sus colaboradores.