Al Golpito

El mamotreto que se sigue haciendo en el sur de la isla de Tenerife, cuya finalidad es hacer un hotel en uno de los lugares donde se encuentra la playa de La Tejita, situada en el Médano, Granadilla de Abona, junto al cono volcánico de Montaña Roja

 

14.08.2021 | Redacción | Opinión

Por: Rafael J. Lutzardo Hernández

El mamotreto que se sigue haciendo en el sur de la isla de Tenerife, cuya finalidad es hacer un hotel en uno de los lugares donde se encuentra la playa de La Tejita, situada en el Médano, Granadilla de Abona, junto al cono volcánico de Montaña Roja. Zona catalogada como espacio natural protegido (Reserva natural especial de Montaña Roja), lugar que en un futuro no muy lejano podría verse alterado por una construcción de cemento y hierro, motivando eclipsar un lugar bello y natural. Sin duda, Canarias, Tenerife, sigue siendo un lugar goloso para muchos “invasores” que vienen de fuera, con el propósito de invertir en hoteles y apartamentos.

Sin duda, el pueblo canario ya tiene referencia histórica de las invasiones de los castellanos en nuestra tierra, los cuales se apropiaron de tierras y de los habitantes ancestrales denominados como guanches, donde muchos de ellos fueron asesinados y otros convertidos en esclavos. Y todo por conquistar el Archipiélago canario. Ahora, en este comienzo de siglo XXI, el poder del dinero es el que se convierte en amo y señor de la vida natural de Canarias, especialmente en el sur de Tenerife. Mientras tanto, la Ley de Costa; Gobierno de Canarias y poder Judicial, parecen no ponerse ninguno de ellos de acuerdo, con el objetivo de que este espacio natural siga siendo respetado y no profanado por la presencia de cemento y hierros.

Por otro lado, recordar que en su momento la asociación Salvar La Tejita pidió al ministro de Política Territorial y Función Pública, Miquel Iceta, que se paralicen las negociaciones de traspaso de competencias de costas a Canarias para antes blindar la protección del litoral. Lo cierto es, que la empresa Grupo Viqueira sigue adelante con el vergonzoso y polémico proyecto, donde el futuro hotel parece tener fecha de consolidación.

Es por ello, en recientes declaraciones a EFE, el portavoz del partido en Canarias, Manuel Marrero, acusa a la empresa Grupo Viqueira de ''aprovechar el mes de vacaciones, en el cual las administraciones trabajan a medio gas y están medio paralizadas, para continuar vulnerando la legalidad vigente"

El portavoz de Sí Podemos Canarias, Manuel Marrero, reclama que la Fiscalía de Medio Ambiente actúe de oficio y frene "la nueva tropelía" de la constructora del hotel de La Tejita a través de la reposición de un "vallado ilegal" que durante años ha interrumpido el recorrido de las dunas.

En un comunicado, Marrero acusa a la empresa Grupo Viqueira de insistir en "la estrategia" de "aprovechar el mes de vacaciones, en el cual las administraciones trabajan a medio gas y están medio paralizadas, para continuar vulnerando la legalidad vigente".

Recuerda que hace dos años presentó al Ayuntamiento de Granadilla de Abona, a la Guardia Civil, a la Dirección General de Costas y a la Fiscalía de Medio Ambiente un escrito sobre "la continuada reactivación de unas obras cuya paralización había sido legalmente frenada".

Marrero destaca que el colectivo 'Salvar La Tejita' ha registrado una denuncia contra la instalación de este vallado perimetral ante el Servicio Provincial de Costas Tenerife y en la Agencia Canaria de Protección del Medio Ambiente, al sostener que el mismo, que se extiende a través de unos 401 metros, no cumple con el Reglamento general de Costas.

“Aplicar el marco legal y no prevaricar es una obligación, en primer lugar, del Ayuntamiento de Granadilla, de la Consejería Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial, del subdelegado del Gobierno en Canarias, de Costas y del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, y estamos seguros de que todas seguirán siendo exquisitas en el cumplimiento de la legalidad y no permitirán esta nueva ilegalidad que sigue buscando cometer un atentado medioambiental a nuestra tierra”, insiste Marrero.

El Grupo Viqueira, según señala Marrero, alude a una autorización que permite la reposición del vallado, "pero no muestra la documentación. O es falso, y las autoridades deben actuar en consecuencia, o es cierto, y entonces deberán explicar por qué de repente alguien ha cambiado la Ley de Costas permitiendo trabajos en la zona de dominio público marítimo-terrestre”, plantea.

Esgrime el diputado que el levantamiento de un vallado dentro del dominio público marítimo-terrestre y la servidumbre de tránsito requeriría en cualquier caso de una autorización por parte del Servicio Provincial de Costas, debiendo ésta acogerse a las determinaciones y requisitos que se especifican en el Real Decreto de 2014.

“La Fiscalía debe investigar los hechos e imponer las medidas sancionadoras que pudieran derivarse, además de ordenar la retirada de la totalidad del vallado irregular”, concluye Marrero.

Imagen: La Tejita (Granadilla de Abona) | CEDIDA

Rafael J. Lutzardo Hernández

Rafael J. Lutzardo Hernández

Periodista y escritor. Actualmente colabora como columnista y realiza reportaje de sociedad en El Diario de Avisos.

Autor de numerosos prólogos de libros y programas de fiestas populares de nuestra tierra. Autor del libro "Vamos de Guachinches y otras casas de comidas"

Sígueme:

Tagoror Digital no se hace responsable de las opiniones de sus colaboradores.