Al Golpito

El país que lidera el actual presidente Enmanuel Macron, se olvidó que en este comienzo de siglo XXI existe una pandemia mundial asesina (Covid-19), la cual está haciendo estragos terribles en millones de personas

 

28.08.2021 | Redacción | Opinión

Por: Rafael J. Lutzardo Hernández

Francia, que hasta ahora venía siendo uno de los países más exigente con respecto a los protocolos sanitarios y restricciones, con el objetivo de no infectarse con el coronavirus, de pronto permitió que el martes, día 10 de agosto de 2021, miles de personas se dieran cita en el Aeropuerto Internacional de Paris-Charle de Gaulle, así como en el Parque de los Príncipes, casa del conjunto parisino, con el objetivo de recibir al nuevo “Mesías”, Lionel Messi, nuevo jugador del Paris Saint-Germain (PSG).

Sin duda, el país que lidera el actual presidente Enmanuel Macron, se olvidó que en este comienzo de siglo XXI existe una pandemia mundial asesina (Covid-19), la cual está haciendo estragos terribles en millones de personas y de paso, cambiando el mundo a velocidad de crucero.

Por otro lado, el actual presidente francés, Macron, sostenía que: “debemos hacer un esfuerzo adicional” para “continuar protegiendo la vida en el presente, es decir, a los enfermos, y para proteger la vida en el futuro, es decir, a nuestros hijos”. Nada más lejos de la realidad.

De igual manera, el Ministro de Sanidad, Oliver Verán, en la Asamblea Nacional, abriendo las puertas a un eventual esfuerzo de las restricciones y no sólo a su extensión señaló en su momento que: ““no dejaremos que los hospitales se saturen, no dejaremos que los médicos tengan que elegir entre los pacientes. La protección de los franceses siempre, siempre será lo primero”. Bonita forma de proteger la salud de los habitantes parisinos, especialmente teniendo en cuenta como se olvidaron de que existe un virus mortal a la hora de recibir al nuevo jugador, Messi.

Por si fuera poco, una crisis económica mundial sigue haciendo estragos en muchos países del mundo, hundiendo los grande sectores empresariales y autonómico, motivando dejar sin empleo a millones de personas y el cierre de por vida de miles de pequeñas y medianas empresa. Escribo esto porque al ´Mesía”, me refiero a Messi, en el hotel que se hospeda en Francia, la noche cuesta 15.500 euros. Hay es nada.

Lo triste de todo ello, es que ningún medio de comunicación nacional e internacional hayan sido capaces de denunciar la falta de respecto por parte del Gobierno de Macron, especialmente en lo que se refiere a la irresponsabilidad de su propio Gobierno y de una gran parte de la sociedad parisina; la cual sin “frenos” de responsabilidad en su forma de conducta, alimentada por la pasión y el fanatismo deportivo, han puesto en riesgo la vida de muchas personas a la hora de infectarse. También, no tener en cuenta los millones de personas que en estos momentos han muerto y siguen muriendo por el coronavirus. Del mismo modo, y por la que esta cayendo en el mundo actual, con una economía hundida, el turismo herido de muerte y el mundo empresarial condenado muchos de ellos, al cierre definitivo, ningún medio se ha hecho eco de la verdadera realidad de lo que esta sucediendo en este comienzo de siglo XXI.

Así pues, vivimos en un mundo, donde todavía muchos humanos no son conscientes de lo que significa la responsabilidad institucional y ciudadana. Ya no es solamente el coronavirus el que infecte y mate a millones de personas. También, la ignorancia y la poca sensibilidad y responsabilidad de algunos Gobiernos, como en este caso, Francia, motivan llevar al cementerio a muchas personas.

Rafael J. Lutzardo Hernández

Rafael J. Lutzardo Hernández

Periodista y escritor. Actualmente colabora como columnista y realiza reportaje de sociedad en El Diario de Avisos.

Autor de numerosos prólogos de libros y programas de fiestas populares de nuestra tierra. Autor del libro "Vamos de Guachinches y otras casas de comidas"

Sígueme:

Tagoror Digital no se hace responsable de las opiniones de sus colaboradores.