Actualidad

El municipio, con unos 500 gatos que viven en colonias, aplica el método (CER) de Captura, Esterilización y Retorno, con la filosofía de sacrificio cero, y con la plena colaboración entre Corporación municipal y Protectora

14.08.2022 | Tacoronte

Desde diciembre del año pasado, el Ayuntamiento de Tacoronte ha puesto en marcha un plan de esterilización de colonias felinas que ha representando no solo un cambio de filosofía en el tratamiento de estos animales sin hogar, sino una forma diferente de afrontar esta realidad, en la que prevalece el bienestar, ya que son asistidos bajo el método conocido como CER, siglas que significan Captura Esterilización y Retorno, garantizando que los ejemplares vuelvan a su lugar de origen en mejores condiciones, ya que son asistidos de problemas de salud, desparacitados y esterilizados, con lo que se controlan los crecimientos de las colonias y su estado.

La Corporación local alcanzó hace siete meses un acuerdo con la Plataforma de Bienestar Animal de Tacoronte (PBAT), una colaboración que estuvo precedida de muchas dificultades y enfrentamientos entre animalistas y miembros de la institución que, con el paso del tiempo han derivado en un trabajo conjunto en beneficio de los animales.

Desde entonces, la colaboración con PBAT ha permitido que 224 gatos y gatas hayan sido esterilizados, una labor que se ha llevado a cabo después de 115 jornadas de capturas protagonizadas por los voluntarios de esta organización. Durante estos 7 meses, también se ha logrado promover la acogida, con 16 casos, así como las adopciones, que ascienden a 17. Además, esta colaboración establecida con las clínicas veterinarias ha hecho posible que los gatos capturados sean asistidos desde el punto de vista sanitario, con un registro de 24 urgencias y tan solo 4 eutanasias, aplicadas solo en casos de extrema gravedad.

La media de esterilizaciones mensuales ha sido de unas 30, siendo el último trimestre, incluyendo el pasado mes de julio, el de más casos atendidos, un comportamiento que obedece al mayor conocimiento social de la iniciativa y por la labor esencial de la Protectora y de las personas que alimentan y protegen a estas colonias, cuya intervención y compromiso es esencial para el cuidado y protección de estos animales.

En total, se iniciaron a lo largo de este tiempo 27 colonias y se terminaron 8, aunque la labor sigue vigente y centrada ya en otros enclaves el municipio, como El Pris, donde PEBAT “comenzará su labor en breve, representando un espacio esencial por la cantidad de colonias presentes y lo complicado de su orografía”, indicó la presidenta, Mireia Marín.

La responsable de la protectora calcula que en todo el municipio hay alrededor de 40 colonias, una labor en la que, según el concejal de Sanidad, Antonio Gil Goya, “vamos a seguir colaborando, puesto que acercar posturas y priorizar el diálogo han sido los mejores aliados en favor de los animales”. En este sentido, señaló que “esta acción conjunta ha posibilitado no solo el control de las colonias, sino también mejorar la salud de sus miembros, evitando así los efectos colaterales de no tener un control”.

Gil Goya señaló que esta colaboración con la PBAT ha logrado incluso que por parte del Ayuntamiento “se paralizara la construcción de un centro de acogida para felinos que ya estaba iniciado”, pues puntualizo que “la colaboración que se mantienen en la actualidad es suficiente, pues hay una demanda y una realidad, ante las que procuramos actuar procurando dar respuesta a todas las sensibilidades, en favor de evitar el abandono y contra el descontrol”.

El presupuesto destinado por el Ayuntamiento a esta iniciativa ronda los 25.000 euros anuales, cifra que, según el concejal, se puede incrementar en caso necesario, además de expresar su voluntad de “continuar con esta forma de proceder y designación económica porque, a la vista de los resultados, ha sido beneficioso para el municipio”.

Mireia Marín señaló que cada alimentador de colonias se encarga de capturar a lo animales para llevarlos al veterinario, con la intermediación de la PBAT entre las tres partes implicadas, aunque en casos de discapacidad o cualquier impedimento, esa labor la realiza la protectora.

Consideró que las actuaciones llevadas a cabo hasta julio, “han sido muy positivas, pues hemos pasado de tener una lucha constante contra las administraciones y los vecinos por la alta de entendimiento e información, y de un duro conflicto por la desaparición de una colonia en la zona de costa, a tener a día de hoy una colaboración estrecha con el Ayuntamiento y un cambio a favor del bienestar animal”. Además, indicó que siempre existe la premisa de buscar una acogida o adopción, “pues en el acuerdo que es maravilloso, ya que persiste en la intención de que encuentren domicilio, pero además que puedan ser curados y cubre la desparasitación o cualquier urgencia, lo que ayuda a que mejore la salud de las colonias y que los gatos no se trasladen o que se produzcan menos quejas vecinales, ya que hay menos enfrentamientos y depredación, porque están bien cuidados y alimentados”.

De manera aproximada, en Tacoronte hay en la actualidad unas 41 colonias controladas, lo que supone unos 500 gatos, sin incluir el censo que se produzca en El Pris, última zona en la que se ha comenzado a trabajar. No obstante, según la responsable de PBAT, la demanda de ayudas o la información sobre las colonias se han incrementado a raíz de este convenio con el Ayuntamiento, “ya que los vecinos son conscientes de que hay recursos para esta medida y también cuentan con un respaldo jurídico de una institución que protege a los animales”.

Imagen: Campaña de esterilización de gatos | CEDIDA