Actualidad

El alcalde, José Manuel Bermúdez, manifiesta su preocupación ante las situaciones que pueden vivir las personas de edad en situación de especial vulnerabilidad.

 

17.09.2021 | Santa Cruz de Tenerife

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife ha logrado un alojamiento provisional para una familia que ha sido, en la jornada de ayer jueves, víctima de un desahucio. El alcalde de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez, manifiesta su preocupación por el hecho de que la actual moratoria de desahucios “permite situaciones como las que, desafortunadamente, ha vivido esta familia integrada por personas de edad en situación de especial vulnerabilidad”.

Se trata, según explica la concejala de Acción Social, Rosario González “de un matrimonio de avanzada edad que convive con su hijo mayor de 65 años. Desde el Consistorio venimos trabajando junto a ellos desde hace meses para intentar, en la medida de lo posible, evitar esta situación” y añade que “finalmente, hemos podido realojarlos de manera provisional en un piso, gracias al convenio que mantiene este Ayuntamiento con la entidad Provivienda hasta que, en el próximo mes de octubre, el matrimonio comience a percibir la pensión que le corresponde como emigrantes retornados y puedan volver a ser independientes”.

“Debido a sus edades –prosigue González– no son un perfil adecuado para derivarlos, en la actualidad, a los recursos habitacionales para personas sin hogar de los que dispone el municipio”, agrega la edil.

Rosario González argumenta que, para los ayuntamientos, “va a ser muy difícil gestionar este tipo de decisiones judiciales, ya que los municipios no pueden soportar en solitario la carga de las familias que se quedan sin vivienda”.

Por esa razón, ante este caso concreto y otros similares que puedan producirse en el futuro, la edil considera como fundamental “que el Cabildo disponga de una red de recursos asistenciales para personas de edad y que, de una vez por todas, asuma el liderazgo para generarlos en todos los municipios de la isla” y argumenta que “no es de recibo que en el Ayuntamiento de Santa Cruz estemos prácticamente solos a la hora de atender situaciones como la que vivimos con estas personas que, debido a su avanzada edad, no pueden ser acogidas en los recursos de los que disponemos en la actualidad”.

La capital, en la actualidad, tiene a un total de 29 familias alojadas en pisos de emergencia, fruto de los convenios que mantiene con entidades como Provivienda o Nuevo Futuro. También cuenta con otros recursos alojativos que, incluyendo al Centro Municipal de Acogida, dispone de 133 plazas con pisos de autonomía, Centro de Mínima Exigencia, pensiones o el piso de apoyo a la autonomía para jóvenes en situación de vulnerabilidad social que gestiona la Fundación Don Bosco.

Imagen de archivo: Rosario González, concejala de Acción Social del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife