Actualidad

La asamblea general de la Alianza Libre Europea (ALE) aprueba por unanimidad una moción de Nueva Canarias para paliar los daños ocasionados por el volcán

 

17.10.2021 | Las Palmas de Gran Canaria

Nueva Canarias (NC) impulsará, en el Parlamento Europeo y a través de la Alianza Libre Europea (ALE), una iniciativa para activar el Fondo de Solidaridad de la Unión Europea (UE) para ayudar a La Palma ante la catástrofe ocasionada por las erupciones del volcán Cumbre Vieja de La Palma, ininterrumpidas desde un mes. Los canaristas progresistas han logrado el apoyo unánime de la asamblea general de la ALE a una moción que pretende poner en marcha los instrumentos europeos para la gestión de los desastres, en el marco de la política de cohesión europea, en especial el citado fondo creado específicamente para intervenir en caso de siniestros naturales.

El coordinador de NC en Tenerife y secretario de la Vicepresidencia Primera del Parlamento de Canarias, Valentín Correa, defendió esta semana la moción con la que la ALE instará al Parlamento Europeo a activar el Fondo de Solidaridad de la UE para conseguir ayudas para La Palma y para paliar los daños ocasionados por la erupción del volcán.

Correa expuso, ante la asamblea general celebrada en Bruselas, la necesidad de poner en marcha el citado fondo ante la dimensión y magnitud de la catástrofe, que comenzó el pasado 19 de septiembre, así como por la imprevisibilidad de su evolución. El portavoz de los canaristas progresistas informó que, en la actualidad, los daños generados superan ampliamente el 1% del Producto Interior Bruto (PIB) canario (45.720 millones de euros), “cumpliendo de forma evidente el criterio” de acceso al Fondo de Solidaridad de la Unión.

Tras la aprobación y el apoyo unánime de la moción de Nueva Canarias, Correa aseguró que la Alianza Libre Europea pedirá la activación inmediata, en consonancia con el Gobierno estatal, de “los instrumentos para la gestión de desastres, en el marco de la política de cohesión europea, en especial el Fondo de Solidaridad de la UE creado específicamente para intervenir en caso de catástrofes naturales”.

El organismo europeo señala, según NC, que esta solicitud se enmarca en la necesidad de “aportar la solidaridad europea a las regiones siniestradas”, en este caso, a la isla de La Palma, de manera que “pueda restablecerse, de manera inmediata, el funcionamiento de las infraestructuras y el equipamiento en los sectores de la energía, el agua y las aguas residuales, las telecomunicaciones, los transportes, la sanidad y la enseñanza, y que puedan ponerse a disposición alojamientos provisionales para la población afectada”.

Tras la intervención de Correa, el presidente de Nueva Canarias, Román Rodríguez, participó de forma telemática e hizo un llamamiento, a la ALE y a las instituciones europeas, para mantener una “unidad de acción” con las administraciones públicas canarias y estatales “en favor y apoyo a los ciudadanos y ciudadanas de La Palma”.

Valentín Correa aludió a la importancia de defender esta propuesta en este foro europeo. “Venir a darle voz a las personas que viven en La Palma, a nuestros compatriotas, en el corazón de Europa es clave” para que la Unión sepa la realidad de La Palma. La implicación de la ALE ha sido extraordinaria, añadió el dirigente de NC de Tenerife.

“Han demostrado una sensibilidad, llegando a poner sobre la mesa que hay que darle más visibilidad a esta problemática” en Europa, afirmó. Correa aseguró que se va a trabajar “no sólo por la activación de los fondos, si no para dar solución a la realidad de La Palma. Tenemos la obligación de darles un futuro con garantías”, subrayó el dirigente tinerfeño.

La Alianza Libre Europea (ALE), tal y como explicó, reúne a 47 partidos nacionalistas, regionalistas y autonomistas en toda la UE, que unen sus fuerzas y confluyen en el objetivo común de defender las singularidades de sus territorios y de sus derechos políticos.

La ALE respalda los valores de la Unión Europea, los principios de libertad, democracia y las libertades fundamentales y estado de derecho, además de centrar su actividad en la promoción del derecho los pueblos, los derechos humanos, civiles y políticos, la democracia, la ampliación interna y la gobernanza multinivel, entre otras cuestiones.

Imagen; Valentín Correa con la ALE en Bruselas | CEDIDA