Actualidad

Desde el Ayuntamiento se recuerda que las medidas sanitarias continúan en vigor hasta el 10 de enero.

 

02.01.2021 | Los Llanos de Aridane

La Nochevieja en Los Llanos de Aridane, marcada por las restricciones a causa de la pandemia de coronavirus, ha sido muy tranquila dejando como resultado un balance positivo sobre el buen comportamiento en general de la ciudadanía.

Durante la tarde y la noche de este 31 de diciembre la Policía Local y la Guardia Civil realizaron un operativo conjunto de control preventivo sobre el cumplimiento del toque de queda y uso de mascarillas y desplazamientos que ha concluido con muy pocas incidencias, sin sucesos relevantes, salvo por algunos comportamientos incívicos en el mobiliario urbano y la decoración navideña en la primera noche del año 2021.

La concejala de Seguridad Ciudadana, Lorena Hernández destacó “el buen comportamiento en general de los vecinos que han respetado en su mayoría las restricciones, por lo que las intervenciones de los agentes han sido escasas sin ninguna incidencia importante para empezar el año”. Además, la edil recordó que las medidas sanitarias continúan en vigor hasta el 10 de enero y apeló a continuar “cumpliendo con las restricciones sobre uso obligatorio de mascarilla, distancia de seguridad interpersonal e higiene de manos”.

En general, tras los controles en los accesos de entrada y salida del municipio así como en la zona centro y los barrios de Aridane, los establecimientos de restauración y hostelería, así como los vecinos en general, han respetado las medidas impuestas por el Gobierno de Canarias para evitar la expansión del COVID-19.

De manera desglosada, desde la Policía Local se ha precisado la incoación de 1 denuncia por ruidos nocturnos, y dos denuncias por no usar mascarilla. A estas acciones hay que sumar la intervención de varios avisos por ruido en domicilios.

Asimismo, se recuerda que las medidas sanitarias continúan en vigor, por lo que desde el Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane se recuerda la necesidad de extremar las precauciones y el deber de cumplir las medidas vigentes para minimizar los efectos que el aumento de la movilidad y la frecuencia de los encuentros familiares y sociales propios de estos días pueda tener en la propagación del virus causante de la enfermedad COVID-19.

 

Imagen: Control de Nochevieja | CEDIDA