Actualidad

Las obras continúan a buen ritmo para conectar las dos bocas del segundo de los túneles de Faneque, al que aún le quedan 141 metros, y ponerlos en servicio en 2022

 

 

25.11.2021 | Canarias

La Consejería de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, que dirige Sebastián Franquis, ha iniciado la pasada noche el calado del primero de los dos túneles que atravesarán el macizo de Faneque, los más largos, con 2.100 metros por cada tubo, de los ocho proyectados en las obras de la segunda fase de la Carretera de La Aldea. La UTE encargada de las obras inició a última hora de la noche de ayer la voladura de los últimos cinco metros de roca que separaban la boca norte de la boca sur de este túnel y en los próximos días se va a proceder al desescombrado y afianzamiento de las paredes del túnel para evitar desprendimientos.

Con este avance en las obras de perforación de esta segunda fase de la carretera de La Aldea, la que une El Risco con Agaete, se van cumpliendo los plazos para alcanzar el objetivo marcado por el consejero Franquis de poner en servicio los dos túneles que atraviesan Faneque durante 2022 y abrir parcialmente uno de los tramos de esta nueva vía para evitar una de las zonas más problemáticas de la actual carretera, la GC-200, por los desprendimientos que se registran en ella. De hecho, al calado de este primer tubo de los dos que componen el túnel de Faneque, seguirá en un mes el segundo de los tubos, donde aún quedan por perforar 141,7 metros.

Tras las voladuras realizadas ayer noche en el tubo más cercano al lado mar, comienza ahora una fase de excavación en mina que se prolongará varios días y que conllevará trabajos de sostenimiento del terreno a base de gunitado, es decir, la proyección de hormigón sobre las paredes de roca para conseguir una superficie uniforme y resistente sobre la que poder operar posteriormente. Finalizadas estas tareas, se procederá a ampliar la excavación del suelo del túnel hasta alcanzar los 8 metros de alto que tendrá definitivamente cuando entre en servicio.

Actualmente la UTE formada por las empresas Ferrovial-Agromán-Acciona Construcción-Lopesan y Bitumex, mantiene en esta obra un despliegue de trabajadores y maquinaria que trabaja las 24 horas del día en diferentes turnos y que en estos momentos se encuentran realizando, en su mayoría, tareas de perforación en los túneles 4 (Faneque), 6 y 7 (Guayedra) y en obras de muros y movimientos de tierras de los futuros enlaces. El túnel 3, el de Guguillo con 604 metros, fue el primero que se caló de esta obra en mayo de este mismo año. Para perforar estos túneles la UTE está empleando voladuras con un novedoso explosivo a base de emulsión y medios mecánicos.

Las obras de esta II Fase de la Carretera de La Aldea se adjudicaron con un presupuesto de 152.361.708 euros y un plazo de ejecución de 65 meses. El nuevo tramo que sustituirá a la actual GC-200 tiene un trazado de 8,5 kilómetros, una nueva vía rápida con velocidad específica de 80 kilómetros por hora y que será una sucesión de túneles y viaductos hasta llegar a conectar con la I fase de la carretera, el tramo El Risco-La Aldea, ya terminado y en uso desde 2017. Debido a la accidentada orografía de esta zona de la isla de Gran Canaria, la obra es de una gran complejidad ya que implica la construcción de ocho túneles, dos viaductos y tres enlaces. La necesidad de estos túneles hace que el 70% del recorrido de este nuevo tramo de la carretera de La aldea sea subterráneo, minimizando por tanto el impacto medioambiental en el entorno que atraviesa.

 

 

Imagen: Inicio de calado del túnel de Faneque, carretera de La Aldea | CEDIDA