Actualidad

El alcalde, Arturo González, declara que se trata de una propuesta que tiene por objetivo adaptar esta ordenanza, “puesto que durante los dos últimos años, especialmente en los últimos meses y con la crisis socioeconómica provocada por la covid

 

21.03.2021 | San Miguel de Abona

El Ayuntamiento de San Miguel de Abona, a través de la concejalía de Servicios Sociales presentará en la próxima sesión plenaria una propuesta que permita modificar la actual Ordenanza Reguladora de las Ayudas a Emergencias Social, a Personas con Discapacidad y a Personas Mayores.

El alcalde, Arturo González, declara que se trata de una propuesta que tiene por objetivo adaptar esta ordenanza, “puesto que durante los dos últimos años, especialmente en los últimos meses y con la crisis socioeconómica provocada por la covid, desde los servicios sociales se ha evidenciado la necesidad urgente de modificar algunos artículos y apartados, los cuales se han quedado obsoletos ante la actual realizad social y económica de muchas personas”. Explica además González que “la experiencia y el trabajo diario desarrollado en esta área, nos hacen ver que ahora mismo las necesidades no solo son otras, sino que son más y nuestro cometido principal a día de hoy es cubrir esas necesidades”.

Así, entre las novedades que presentaría la nueva Ordenanza destaca el hecho de reforzar el número y la cuantía de ayudas en alimentos, medicamentos o alquiler, que son las más demandadas; se aumenta además la cuantía de las ayudas que ya existían para alojamiento alternativo, gastos de agua y luz, arreglo de vivienda o compra de prótesis; o se añade la ayuda al pago de la hipoteca para evitar el desahucio cuando hay deuda acumulada. Además, la edil destaca “la excepcionalidad en todas las cláusulas de cualquier tipo de ayuda en número y cantidad cuando se valore que sea necesario”, recordando que este año “se ha triplicado la partida presupuestaria destinada a emergencia social, precisamente con la intención de cubrir estas necesidades básicas sociales”. Unas ayudas que no se están concediendo a través de convocatorias puntuales sino que “son efectivas a lo largo de todo el año, por lo que se actúa cuando la situación de cada persona así lo requiera”.

La ordenanza recogería también la modificación de criterios de baremación, con la intención de llegar a un mayor número de vecinos, como es el caso de la ampliación de la renta per cápita y los conceptos que se deducen.