Actualidad

Además del albergue y del dispositivo de emergencia abierto en el Paco Álvarez con motivo de la declaración del Estado de Alerta, el Consistorio cuenta con un Centro de Mínima Exigencia y más de una decena de viviendas, pero si fuera necesario

 

21.03.2020 | Santa Cruz de Tenerife

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife ha ampliado la red de recursos sociales destinados a la atención y acogida de las personas sin hogar debido a la declaración del Estado de Alerta por parte del Gobierno de España y la consiguiente limitación del movimiento en los espacios y vías públicos que ello conlleva. Con esta medida el consistorio ha querido garantizar la salud de estas personas que habitualmente viven en la calle y también contribuir a las labores de contingencia del Covid-19 en las que se encuentra inmersa toda la población.

De esta manera se han creado 30 plazas alojativas extraordinarias en el pabellón Paco Álvarez y la Concejalía de Atención Social está lista para crear nuevos recursos similares a este si fuera necesario, tal y como lo confirma la responsable de esta área, la concejala Marta Arocha.

No obstante, hay que recordar que el Ayuntamiento capitalino cuenta con un catálogo de recursos y servicios específicos para la atención de estas personas que se suman a estas medidas extraordinarias tomadas con motivo de la emergencia sanitaria.

Entre los recursos de atención social fijos en Santa Cruz, destaca el Centro Municipal de Acogida (CMA), donde se ofrecen servicios de alojamiento, atención social, aseo personal, peluquería, lavandería, centro de día e intervención educativa. El comedor social da cobertura de alimentación en horario de desayuno, almuerzo y cena y permanece abierto para cualquier persona en situación de vulnerabilidad, exclusión social o en riesgo de padecerla. Además, se ofrecen los servicios de duchas públicas y de consigna.

El Centro de Mínima Exigencia (CME) es otro recurso con el que cuenta la capital tinerfeña, donde se ofrece la posibilidad de alojamiento nocturno, aseo personal y un complemento alimenticio (bebida caliente).

Los jóvenes son otra prioridad para el Consistorio capitalino, por lo que también funciona una vivienda tutelada en régimen residencial de carácter temporal para este colectivo.

A esto se añaden otras 10 viviendas para personas sin hogar en situación de alta exclusión social.

Todas estas medidas se complementan con la habilitación de plazas en pensiones para personas sin hogar, comprendidas en un proyecto denominado Diversificación de plazas de alojamiento para personas sin hogar. En estos momentos se ofrece este servicio, que incluye alojamiento y manutención.

Unidad Móvil de Acercamiento

Asimismo, el Ayuntamiento cuenta con dos unidades móviles de acercamiento (UMA), que sirven para desplazar a las personas sin hogar que se encuentran en la calle a citas médicas, hospitalarias o para llevarlos a puntos de atención social. Estas unidades móviles también entregan mantas en periodo de invierno y agua en los meses más cálidos a las personas que no quieren recurrir a los recursos sociales del Ayuntamiento.

Los equipos técnicos adscritos a estas unidades móviles tienen la consigna de invitar y motivar para que las personas que habitualmente están en la calle accedan a los recursos sociales.

En los meses más fríos del año, el Ayuntamiento de Santa Cruz organiza un dispositivo especial denominado Campaña de Invierno, que se encarga del alojamiento nocturno de estas personas sin hogar con el objetivo de protegerlas frente a las condiciones climáticas adversas en esta época del año.

Los traslados no voluntarios de personas sin hogar con problemas de salud mental se llevan a cabo con un procedimiento de actuación coordinado con el equipo de atención psiquiátrica extra-hospitalaria del Hospital Universitario de La Candelaria para el diagnóstico en la calle y posterior ingreso de las personas que pertenecen a este grupo en exclusión social.

El IMAS trabaja actualmente para crear otra vivienda tutelada y especialmente destinada a personas sin hogar con conductas disruptivas, es decir, que tienen enfermedades de salud mental aún no diagnosticadas y que no pueden ser atendidas con la necesaria especialización.

Para llevar a cabo los proyectos sociales del municipio destinados a personas sin hogar, existe la Comisión Técnica Especializada, formada por todas las entidades y administraciones que intervienen de una u otra manera con este colectivo social en el municipio. Además, el Hospital de La Candelaria y el IMAS, conforman una mesa de coordinación, donde se resuelven casos de personas sin domicilio con alta médica, convalecientes y que viven en la vía pública.

Entre la batería de medidas sociales que dicta el nuevo decreto municipal, firmado por la alcaldesa, destaca el punto 1, que hace referencia a la “habilitación, de recursos adicionales al Centro Municipal de Acogida (CMA para atender a las personas sin hogar”.

En cumplimiento con el nuevo reglamento, el pabellón Paco Álvarez se ha adaptado con 30 camas para cubrir las necesidades básicas y cumplir con las condiciones sanitarias y de seguridad mientras dure la situación del Estado de Alarma dictado por el Gobierno de España.

En este momento, el Instituto Municipal de Atención Social (IMAS) está trabajando en la creación de un sistema flexible para que el alojamiento de las personas sin hogar les permita normalizar su vida y reincorporarse a la sociedad. Estos recursos son atendidos por personal especializado que desarrolla un tratamiento individualizado para cada persona.